Movie Confessions

Hey there! 


Me pidieron hacer el mismo post de mi playlist del momento, pero con películas. Estas son las 3 últimas que me marcaron de una manera loca y la razón…las mejores razones del mundo. 






Con un guión estremecedor y bastante mind-blowing, Her se convirtió en un experimento emocional reflejo de lo que todos simplemente "somos" sin admitirlo. Con themes tan complejos como la obsolescencia de la monogamia dentro de un sistema evolutivo diferente (y espiritualidad cabilla) Her fue una locura que generó horas de debate en mi grupo de amigos. 

¿Qué pasa contigo cuando no hay límites al conocimiento? ¿qué pasa si no existe el tiempo? ¿cuántos soul mates podrías encontrar entre todos los seres humanos que existen y han existido?...¿que tanto es poesía y bullshit vs. que tanto es simple probabilidad matemática.


























La Grande Belleza me hizo encontrar la definición personal de lo que hoy considero, "el ser humano perfecto". Se resume al estado más transparente y simple de no tener ningún prejuicio. Es una historia que juega con tu mente, mostrandote una serie de situaciones y personajes BASTANTE relativos -repulsión y belleza al mismo tiempo- para que descubras tus prejuicios y entiendas que, siendo todo tan dual, lo que encuentras magnificas, lo que encuentras vives, lo que encuentras eres y literalmente - tienes el poder de hacerlo aparecer.  

Me gusta pensar que si tengo la suerte de librarme de todo prejuicio, como Gep, tengo chance de magnificar, vivir y ser belleza -todo el tiempo-. 





















The Grand Budapest Hotel tiene simplemente la mejor construcción de personajes que jamás he visto. Cada uno, sin excepción es una oda perfecta de detalles muy específicos que producen algún grado de adoración o fanatismo. Te enamoras de la mancha en la mejilla de la amada o de la torpeza del amado, te ríes de lo patético y sobre todo, disfrutas de la incoherencia…como algo que tiene TODO el sentido del mundo

Por otra parte (y necesito otro párrafo para explicar esto) es la película con la estética más impecable que he visto en MUCHO tiempo y siendo la fan de la estética de Luhrmann que soy - esto es mucho decir. Wes es simplemente el maestro del tema y cada plano es realmente una composición pulcra y exacta de elementos adorables, colores y punch emocional-teórico que te hacen sentir que la vida es una danza perfectísima, 
siempre que sepas contar tu historia. 





Esta última aún anda en el cine así que VAYAN o mueran. 


Love, 


Solange

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos + Leídos